POLÍTICA Y ROCK NACIONAL: CHE PIBX VENÍ VOTA

 

Del Rock a la Cumbia como expresión Nacional y Popular a la hora de votar

Por Ana Rosich 

Cuando decidimos hacer un Número Especial Elecciones 2019 en Mendoza, empecé a pensar qué canciones podían dar cuenta de este momento…

Seguramente habrá otras…

¡Y si, me puse ñoña… y no dejaba de aparecerme esta canción que escuché muchas veces en mi amanecer al rock nacional … que le voy a hacer!

Fui a escucharla y… caramba… que cosa difícil de digerir… Ahora que lo recuerdo mejor había cosas que no me convencían del todo, pero llamaba a participar con el voto; a terminar con eso que me provocaba miedo y que no sabía bien qué era.

Lo cierto es que entré a la música nacional casi casualmente escuchando a Piero y a Raúl Porcheto (que apellido!!). Me habían regalado un pasacassette y no tenía nada para escuchar… Fui a una mesa de ofertas y los encontré a los dos…

De Piero pretendo escribir en algún momento, de Porcheto, no…. Solo quiero dar cuenta que la dulzura y pretendida inocencia del cantante conmovía a una niña de once o doce años.

Pero, intentemos contextualizar un poco esta canción antes de recibir  taaaaantos epítetos poco amables.

La canción es parte del disco Che Pibe Vení, Vota” de Raúl Porcheto y en ese disco es la única que va con un músico invitado: León Gieco.

El disco fue editado en 1982, ya en la decadencia de la dictadura militar y “che pibe” tuvo altísima repercusión.

A mí me encantaba, pero ahora, visto a treinta y seis años de distancia podríamos cambiarle algunas cosas…

Vamos con la letra?

Con cuerpo y mente joven
siempre que acates decisiones
en un buen rol podrás actuar
en la emergencia nacional
la juventud es primordial
Ché Pibe vení votá

Esencia y moral es bueno
pero de golpe no podemos
el país así cambiar
confórmate con algún puesto
sos joven para entender esto
Ché Pibe vení votá

Si hay que triunfar
siempre te vamos
a llamar
para guerras o elecciones
Pibe no nos abandones

Es tiempo que búsques ejemplos
en estos grandes patrones
de la vida nacional
hay que dejar de estar a un lado
poné cara de preocupado
Ché Pibe vení votá

Si hay que triunfar
siempre te vamos
a llamar
para guerras o elecciones
Pibe no nos abandones

Para empezar deberíamos arrobar la palabra pibe, a fin de referirnos a las chicas y los chicos jóvenes que en aquel momento estaban en condiciones de votar; jóvenxs de 18 años, que tras 7 años sin votar y viviendo en represión y censura  para decir sus opiniones, ansiaban el definitivo cambio de rumbo, y la votación era el primer paso a la pretendida libertad.

Desde la sanción de la Ley 26774 conocida como la Ley de Voto Joven, en 2012, si, una de las leyes 26 mil de Néstor y Cristina que tanto hemos celebrado,  lxs pibxs votan opcionalmente desde los 16 y obligatoriamente desde los 18. Una ampliación de los derechos sociales y políticos de los protagonistas, inédita.

No hay registro de que esta canción haya tenido otra versión censurada, tal vez salió así no más, pero lo cierto es que en ese contexto daba grandes definiciones que ahora podríamos cuestionar  pero sí bien algunas opiniones aportan que es una canción cargada de ironía y cinismo, sobretodo su estribillo: “si hay que triunfar, siempre te  vamos a llamar para guerra o elecciones, pibe no nos abandones” ;tal vez hacen referencia al uso de lxs jóvenes para empresas de los que nada tenían que ver; como considerarlos inmaduros y pasivos al momento de decidir a la vez dejaba ver que el voto era impuesto por esos mismos que los mandaban a la guerra.

En los ochenta, con la llegada de la democracia, los movimientos de estudiantes secundarios explotaron teniendo una fuerte raíz partidaria: la Juventud Peronista, la Juventud Radical, el Partido Intransigente, la Fede fueron algunos de los grupos juvenilies. En los noventa con la crisis de representatividad de los partidos políticos, los jóvenes renegaban de las identidades políticas tradicionales por haberlos defraudado con el indulto, Obediencia Debida y Punto Final, Hiperinflación, pobreza, desempleo y otros ; para retornar a la participación política partidaria desde  el 2008 en adelante.

Los años de democracia han llevado a la generación de experiencias, acciones colectivas y nuevas formas de participación de los jóvenes con modos ortodoxos o institucionales de participación política y formas más informales o autónomas.

Deben surgir y están apareciendo formas alternativas para que las luchas, y las demandas se recreen para la satisfacción de sus derechos fundamentales.

Tal vez, una de está sea el movimiento Si vos querés. Un movimiento amplio que no se vincula con las representaciones partidaria que ha sido furor en las redes sociales, las plazas y las calles de muchas provincias de la Argentina

Surge de un movimiento más grande aún Amor sí, Macri no. Aquí un video de aquella experiencia en Parque Centenario en el 2015.

 

Ambas expresiones tienen que ver con un efecto catártico en el espacio público a través del arte.

Nahuel Puyats, bajista de Sudor Marica, banda que hizo la canción Si vos querés hace referencia en una entrevista en Radio la Patriada:

«hay un montón de vecinos, movimientos sociales, de activistas con una gran organización para lograr que tema se haya viralizado, preparado, repetido».

La banda recibió las ideas que se querían expresar y le dió forma al Si Vos querés…, generando un nuevo modo de expresión alegre,  casi amoroso diríamos, que pone el cuerpo en juego y se aleja de la agresión y la violencia, haciendo bailar a niñxs, adolescentxs, jóvenxs y adultxs .

Sudor Marica

Asi se han presentado fenómenos de esta naturaleza, en estos días en diferentes comunas de la Provincia de Buenos Aires.

Una expresión multitudinaria en torno a Rodriguez Larreta en el “Si Vos Querés Larreta También” a fines de agosto.

Y en Mendoza en el km0 tuvimos nuestro “Si Vos Querés Suarez También”

Se liberan las calles, las plazas con alegría espontaneidad y una sensación de hermandad que pide, cantando y bailando; volver.’

No es Rock… es cumbia y de la buena… Nacional y popular. Atraviesa a todos los grupos etáreos, nos hace bailar y gozar.

¿Y qué tal si salimos todos a votar? Digo… si vos querés…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.