POLÍTICA Y ROCK NACIONAL CHARLY GARCIA -Parte II -“SUI GENERIS”

Cuando el rock Nacional se popularizó más allá de las increíbles aventuras del señor tijeras…

por Ana Rosich

[su_row][su_column size=”1/2″ center=”no” class=””][/su_column] [su_column size=”1/2″ center=”no” class=””]

”Había una vez
En la casa de un juez
Una fiesta impresionante
Vino, caviar y mujeres sin bailar
Y marihuana en los cuartos
Y un presidente hablando
Sobre un pueblo en paz
Y la manera de pacificar
A las bocas que pedían libertad”

Música de Fondo Para Cualquier Fiesta  Animada (Versión modificada)

Pequeñas Anécdotas sobre Instituciones  (1974) Sui Generis[/su_column][/su_row]

La primera banda de Charly García, el dúo Sui Generis, compartida con Nito Mestre surge a fines de los 60 cuando ambos músicos se conocen en la escuela secundaria en el barrio de Caballito, Buenos Aires, el Instituto Social Militar Dr. Dámaso Centeno.

Dos pibes de clase media que venían de pequeñas experiencias musicales y que se reúnen para ponerle palabras a la situación de su época. La formación es básicamente un dúo que tiene otros músicos de sostén que variarán a lo largo de los años de existencia del grupo, 1975, aunque no podemos olvidar sus reiteradas vueltas y despedidas.

En esos años hacen tres discos: Vida (1972), Confesiones De Invierno (1973), Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones (1974), época que cursa grandes cambios y convulsiones políticas, económicas y sociales.  

Por aquel entonces, se define a la juventud como una categoría social autónoma, evidenciada por los grandes movimientos juveniles y estudiantiles con un fuerte cuestionamiento a los valores de los “adultos” en cuanto a la hipocresía en sus valores, poniéndose sobre la escena la canción de protesta, la revolución sexual, el rock. Es época de un contexto internacional marcado por el Mayo francés, la Masacre de Tlatelolco en México y los movimientos contra la guerra de Vietnam.  

Sui Generis,  una de las bandas más importantes del Rock Nacional se forma, además, en el marco de  bandas como Los Gatos con sus simpleza en las letras, y la fuerza surrealista y la música infinita de Almendra y Manal.

Lo que los distingue es que la banda se vuelve accesible a los jóvenes de la época. Como dirá Federico Imbriano en su ensayo: Argentina: música, política y censura en los 70.

“Sui Generis le agregó a la ecuación la sensación de objeto compartido. Con sus tempranos recitales pasaron a ser la primera banda que le cantó a ese brumoso segmento generacional comprendido entre los trece y los veinte años, sin subestimación ni demagogia.”

Con el primer álbum se pone en evidencia la situación política de la Argentina en esos años, pinceladas por jóvenes de pelo largo que querían ser protagonistas de su destino, que se enfrentan con un país bajo la dictadura militar y aquí se evidencian dos brechas: la generacional y la ideológica.

 

[su_row][su_column size=”1/2″ center=”no” class=””][/su_column] [su_column size=”1/2″ center=”no” class=””]

[/su_column][/su_row]

“Un álbum que reflejaba lo que los jóvenes sentían en esa época” dirá Chary Garcia en algún momento en referencia al primer disco de la banda, Vida.

Contradicciones. Juventud. Ganas de libertad. Un país en llamas, controlado represivamente por la dictadura Militar y el surgimiento de puebladas en todo el país con la participación de movimientos estudiantiles y sindicales, como así también el comienzo de la actividad del Ejército Revolucionario del Pueblo, las Fuerzas Armandas Revolucionarias y Montoneros; que iban deteriorando el poder militar (que había respondido a las puebladas con extrema represión) y que no tuvo opción que llevar adelante una salida electoral y civil para gobernar el país.

Épocas de la Masacre de Trelew y de la consigna “la sangre derramada no será negociada”

La vuelta del exilio de Juan Domingo Perón aquel 17 de noviembre del 72, que después sería considerado el Día del Militante.

La Primavera Camporista, acorralada por dos inviernos. El 11 de marzo de 1973 Héctor Cámpora, es elegido presidente mediante el ejercicio democrático. Era la recuperación de la soberanía del pueblo luego de años de complicidades y servilismos con los gobiernos militares y luego de un corto período volvería a las manos de estos el poder de gobernar en la más cruel y sangrienta dictadura que atravesó la Argentina (1976-1983)

La fórmula Perón-Perón y la muerte del General.

Estela Martinez de Perón presidenta y la triple A

La persecución política y la censura a fin de los intereses de otros y no del pueblo.

En este contexto político y social transcurrió la producción musical de Sui Generis

Pero volviendo a Vida, fue un álbum muy exitoso para los jóvenes en edad  secundaria y empezaron a escucharse las canciones del dúo en fogones y reuniones de adolescentes. La poesía y la sutileza de los mensajes de las canciones hacían que cualquier pibe se identificara con su música.

Luego vendrá Confesiones de Invierno y una Argentina cada vez más oscura y peligrosa.

[su_row][su_column size=”1/2″ center=”no” class=””][/su_column] [su_column size=”1/2″ center=”no” class=””]

En cuanto a la temática, es posible que haya significado la toma de una posición política. Pero lo que pasa es que en el primer álbum yo no tenía ningún tipo de conciencia política. Desde ese punto de vista, Vida es más fresco, pero tiene barandas ideológicas. Es válido porque refleja la adolescencia de un tipo. Creo que en ese sentido muestra fielmente el momento por el que yo atravesaba. Y Confesiones… es más maduro políticamente. Dirá Charly García  

[/su_column][/su_row]

Al año siguiente sale “Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones” y el surgimiento de un nuevo estilo musical y mayor complejidad en el sonido. Esto provoca cierta perplejidad en los oyentes ya que junto a esta transformación llega un álbum que cuestiona las instituciones básicas de la sociedad: el ejército, la familia y la justicia.

En su idea primordial García quería nombrar a este disco “Instituciones” pero prefirieron llamarlo de  esta manera a fin de evitar la censura.

Ya en este disco la mayoría de las canciones hacen referencia a la imposibilidad de vivir en la hipocresía y el horror provocados por la violencia de la triple A y un gobierno vaciado de poder.

En la primera edición del disco hubo dos canciones que no se pudieron poner, no pasaron la censura Juan Represión y Botas locas y en otros temas debieron cambiar las letras, perdiendo el sentido del disco.

Cuenta la anécdota que el dúo García – Mestre dió un recital en un Montevideo también atravesado por la confusión y la violencia política y decidieron tocar las canciones que no aparecían en la edición original. Los músicos fueron detenidos por la policía… Charly cambió la letra en el momento y los músicos no acusaron recibo de aquello por los que se los señalaban aduciendo “ser sólo músicos”.

Sin duda, como dijeron los integrantes de esa maravillosa banda la censura hizo que “Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones” perdiera parte de su sentido inicial.

Escuchémoslos…

Uy!…Reparo en que este disco es increíble y que si tengo que elegir una canción (o un par de ellas) que dé cuenta de lo que digo, me quedo corta…

Va, pues el link del disco entero

[su_column size=”1″ center=”yes”]

[/su_column]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.