POLITICA Y ROCK NACIONAL – Charly García PARTE I

por Ana Rosich

Charly García, uf! Qué decir de él… El artista, el hombre, el loco que demuele hoteles y pinta las paredes de su lujoso departamento de Recoleta. El que se tiró del Hotel Aconcagua

 

Y el que se recluyó en la casa de Palito Ortega para aliviarse de sus consumos  y “le salvo la vida” diría el genio.

Varias bandas: The walk spanish (su primera banda a los catorce años en la que hacia versiones de The Beatles y Rolling Stones), Sui Generis, PorSuiGieco, La Máquina de Hacer Pájaros, Serú Giran y una profusa y brillante aunque algo irregular carrera solista.

 Quien no vibró con sus canciones, quién no las tocó y cantó en  una guitarreada a la luz de un fueguito con un vaso de ginebra a la mano.

La frase “tocate una que sepamos todos” nos lleva directo a “Canción Para Mi Muerte” o  “Estación” y a muchas más; ambas de su primera banda de canciones originales  Sui Generis (1969-1975) que estaba integrada también por Nito Mestre y una banda que hacía de apoyo (Carlos Piegari. Beto Rodriguez, Juan Bedia y Alejandro Correa

 

PorSuiGieco y su Banda de Avestruces Domadas (1975),  una banda espontánea, de corta duración, pensada para hacer recitales y divertirse  formada por García, Mestre, María Rosa Yorio, León Gieco y Raúl Porcheto

 

La Máquina de Hacer Pájaros Banda de rock progresivo, el Yes del Subdesarrollo la llamaba Charly García, que se reunió entre  el 76 y el 77 con músicos que venían de otras bandas de la época: García, Oscar Moro, Carlos Cutaia, Gustavo Bazterrica y José Luis Fernández, banda poco aceptada en aquellos años y que fue reconocida con el paso del tiempo. De allí surgen dos discos: La Máquina de Hacer Pájaros y Películas

 

Y la FANTASTICA BANDA banda  Serú Giran, cuyo nombre nada quiere decir sino un neologismo creado en base a un lenguaje ficticio y que estuvo activa desde 1977 a 1982 con un regreso en la década delos noventa.

Así como La Máquina… tenía aspiraciones de un si vernáculo (entiéndase Yes del Subdesarrollo), Serú Giran fue apodada los Beatles criollos. Integrada por García, Aznar, Moro y Lebón fue considerada un hito de las bandas del rock nacional por su calidad musical, conceptual y escenográfica y por lograr una popularidad inexistente hasta entonces. Como también reflejo literal y metafórico de la realidad social y política de la Argentina.

 

Luego y entre tanto la carrera solista de Charly …

A lo largo de las décadas este otro flaco de bigote bicolor ha dado cuenta de las situaciones por las que ha pasado nuestro país

Inconciente colectivo (1982) parte de la obra solista, es una clara expresión de esto y como ella podríamos hacer varios decálogos de canciones que abundan en el reflejo de una sociedad atravesada por la dictadura y los posteriores años de democracia.

 

En estas columnas pretendemos dedicarnos en varias ocasiones a Carlos García y sus bandas porque creemos que su abundantísima producción, sus letras, sus metáforas nos remiten a una forma de ver lo que pasó en nuestro país desde los 60 hasta hoy.

Entonces, ¿dónde colocar, en relación a la política a esta estrella del Rock Nacional?

“Yo nunca voté, pero por el camino que estoy yendo, y que espero que pueda seguir haciéndolo por mucho tiempo, y que es el de los que tenemos el aura de hacer arte. Arte, arte, arte, como diría Marta Minujín, me quedo con esa gente, la gente utópica”  dirá Charly en julio del 2018 a la revista cordobesa Vos

La de Charly García es nuevamente (si recordamos el artículo anterior, el del Flaco Spinetta) una relación ambigua y oscilante con la política y más con los referentes de la política.

Sí se disfruta de esa punzante crítica al poder  en sus canciones, pero nunca fue un militante ni sostuvo un camino ideológico partidario determinado.

Conocida es la relación y simpatía del músico por Carlos Menem (a quien llamaba Mendez). Le resultaba  divertido, lo llamaba cuando García caía en cana y diría que hasta lloró con su canción Los Dinosaurios.

Como también su ambivalencia por Cristina Fernández de Kirchner de quien dijo que si bien “no era kirchnerista, le caía bien” y de la que unos años después diría que le resultaba autoritaria.

Y su enfado con Mauricio Macri al descubrirlo brindando con agua.

Macri brinda con agua, y yo no confío en nadie que brinde con agua, como dijo Humphrey Bogart, Te cuento la máxima de Macri , Año nuevo en Punta del Este; Faena, Macri y yo. Faena levanta la copa y dice: “Alegría y poder” y yo me fijo en la copa de Macri y era agua. Le digo: “Brindas con agua” y me dice; “no quiero perder nunca el control” Anda!  (Revista Roling Stone marzo 2018).

Una perlita. El recital de Charly en Córdoba 2018 y el hit del verano.

 

Claro que esto sólo nos muestra su malestar con el actual gobierno y  no lo vuelve un militante de la oposición  

Su compromiso es con el arte y con sus conceptos éticos y estéticos.

Pero… “están pasando demasiadas cosas raras para que todo pueda seguir tan normal”… ya no es cuestión de bancarse ese defecto…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.