FINAL DE SIESTA

Por Alfredo Guevara

Los tiempos políticos no suelen respetar relojes y calendarios en la Argentina. Lo que sucedió hace tres meses parece historia antigua y para el 10 de diciembre faltaría una eternidad.

Todo lo que parecía sólido se desvanece en el aire en este final del macrismo mendocino realmente existente.  La  siesta se sacude, el derrumbe del ciclo neoliberal pone en riesgo la continuidad de la alianza que gobernó con mano dura en el orden provincial. Después del trabajo sucio y una gestión autoritaria ningún radical de derecha debería estar tranquilo.

El fracaso de Macri y el triunfo de Alberto son asunto definido en la política nacional, pero a nivel provincial nada estará dicho hasta que el próximo domingo se cuenten los votos, donde Anabel Fernandez Sagasti concentra el voto opositor a la gestión de Cornejo.

Hace solo tres meses, en las desdobladas PASO mendocinas Anabel se impuso en la interna de Elegí Mendoza, que quedó solo a 7 puntos de la coalición macrista encabezada por un desdibujado Rodolfo Suarez, condenado a ser figura de reparto en la telenovela de Cornejo.

Como es sabido el mes pasado Alberto Fernández se impuso a Macri en Mendoza por 3 puntos. Pero simbólicamente la derrota de Cornejo – a quien se creía imbatible-  fue más impactante. Cayó ante la joven abogada laboralista Marisa Uceda en el rubro de diputados nacionales, derrota maquillada como  “empate técnico” por el perdedor, concepto repetido por medios locales beneficiarios de jugosas pautas publicitarias.

Mientras el oficialismo local practica saltos ornamentales para despegarse de Macri con la esperanza de mantener la escasa ventaja obtenida en las PASO provinciales, el poderoso empresario mendocino Daniel Vila cuenta cómo fue extorsionado por el presidente. Negocios y manipulación de la opinión pública, ponen en tela de juicio la credibilidad del relato.

La caída del relato neoliberal golpea también a Cornejo,  alejado del discurso democrático y republicano desde que fracasara en su proyecto de imponer una Corte adicta y apoyara los decretos de necesidad de urgencia dictados por Macri.

También se cae el relato de la presunta corrupción utilizada para perseguir opositores y no para hacer justicia.  Mientras Cornejo es denunciado en Buenos Aires por presuntos negociados en las licitaciones del sistema de verificación técnica vehicular, se conoció un informe de la Secretaría de Vivienda de la Nación donde se responsabiliza al gobierno de Cornejo por la falta de terminación de las  viviendas de la Tupac Amaru, avalando tanto la cantidad como la calidad de la construcción de mil viviendas por parte de la organización estigmatizada, ícono del lawfare cuyano.

Anabel exhibe sintonía con Cristina y Alberto Fernández, que ya triunfaron en Mendoza el mes pasado. Las encuestas anuncian que se impondrán por más diferencia el próximo 27 de octubre. Y los encuestadores de Cornejo agregan que Anabel aumentó tres puntos la semana pasada en un marco de polarización.

Pareciera ser que se han desatado fuerzas en la sociedad que ya nadie puede manejar, procesos que incorporan a miles y miles de excluidos y sumergidos por el proceso neoliberal que pareciera anunciar la posibilidad cada vez más cierta de que Anabel ganará la gobernación.

En este panorama surrealista, aún antes de la batalla electoral Anabel ya triunfó y nada será lo mismo en la Mendoza post macrista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.