EL SENADO DE MENDOZA APROBÓ LA ADHESIÓN A LA LEY MICAELA

Hablar de género en Mendoza es muy difícil y hablar de perspectiva de género también.  Tenemos  un juez de la corte que ha sido el más objetado por todo el colectivo Ni Una Menos e igual aprobaron su pliego.  No solo lo aprobaron, sino que él es el jefe de la oficina de género dentro de la justicia, estoy hablando del juez Valerio. Cuando hablamos de Valerio hablamos de lo difícil que es instalar la perspectiva de género y  la temática de violencia contra las mujeres.” Senadora Lacoste.

Por Verónica Benitez

El 29 de agosto pasado se trató y aprobó casi por unanimidad la adhesión a la ley Micaela. Mendoza dio el primer paso para que todos los agentes del Estado se formen de manera obligatoria en género y violencia. La senadora del bloque justicialista, Maria Fernanda Lacoste, impulsó el tratamiento en la legislatura y fue reuniendo voluntades de diferentes fuerzas políticas para lograr la adhesión. El proyecto de Ley nacional fue impulsado y aprobado tiempo después de uno de los femicidios que mas conmocionó al país. El mismo lleva el nombre de Micaela García, quien fue asesinada en el año 2017 en Gualeguay. Micaela era militante del Movimiento Evita y levantaba las banderas del peronismo y el feminismo popular. Luego de este trágico caso, su papá Néstor García trabajó sobre un paquete de leyes popularmente conocido como Ley Micaela.

Micaela García

En Mendoza, Fernanda Lacoste inició el camino para adherir a una ley que viene a visibilizar los vacíos conceptuales en temáticas de género y violencia y la necesidad de tener funcionarios públicos con perspectiva de género. Zona Crítica dialogó con la senadora.

ZC: ¿Cómo fue el proceso en el tratamiento de adhesión en el senado provincial?

FL: Desde el área legislativa los procesos donde se llegan a consensuar leyes o se empiezan a trabajar leyes en conjunto, generalmente tienen que ver  con objetivos  superadores a los partidos políticos. Ambos partidos tanto del Frente Cambiemos como del Partido Justicialista dejamos de lado las individualidades y nos decidimos a trabajar en conjunto. Veíamos que la realidad azotaba ,considero que vale la pena  ponerse de acuerdo en trabajar políticas públicas que tengan que ver con el género desde lo transversal, que no tenga que ver con los colores políticos sino con la realidad que se está viviendo en Mendoza. Esto se generó hace dos meses en una sesión, se empezó a hablar de sororidad  y qué pasa cuando se agrede a las mujeres dentro de las sesiones. Ahí pedí la palabra e hice mención a  la deuda que teníamos todavía con no aprobar la ley Micaela, creo que ese fue un puntapié, desde la chicana política. En  realidad, observas lo que  pasa en la provincia y lo que pasa en el país y es que nos siguen matando  y es que siguen habiendo funcionarios públicos sin perspectiva de género.

ZC: ¿Quiénes acompañaron el proyecto en el senado y en la provincia?

FL: En cuanto al acompañamiento hubo varias instancias, desde mi bloque hubo acompañamiento desde el inicio y con los otros bloques también estuvo la voluntad. Cuando tomamos la decisión de presionar, en cierta manera, en la comisión de legislación que es la que más cuesta para que salgan las leyes lo hicimos en junto a la senadora Daniela García del Frente Cambiemos. Es puntualmente con ella que trabaja también estos temas y con la comisión de género completa, quienes acompañaron el tratamiento y su adhesión.  Por supuesto que en toda regla hay excepciones y en este caso el senador Bonarrico del partido Más Fe (parte del frente cambiemos) se negó a votar y nos pidió por favor que sacáramos el articulado donde se hablaba de ideología de género. El cuestionamiento evidencia que no  leyó ni comprendió el proyecto de ley porque en ningún momento habla de ideología de género.  No sabe la diferencia entre perspectiva de género e ideología de género entonces votó negativo. Sí, aunque nos cueste escucharlo es así, hubo un senador que se negó a votarlo.

La senadora Lacoste junto a la Vicegobernadora Laura Montero

ZC: La familia de Micaela García estuvo al frente de este proyecto de ley a nivel nacional, te pusiste en contacto con ellos. ¿Cómo fue, qué aportes o recomendaciones te dieron?

FL: Tuvimos contacto con el papá de Micaela Garcia, del cual fue un honor y muy fuerte hablar con él. Este padre y esta familia han pasado por una situación muy espantosa, nada de lo que suceda les va a devolver la vida a Micaela. Esa es la deuda que tenemos todos y todas los argentinos con ellos y con otras tantas víctimas de violencia de género. Hablar con Néstor “yuyo” García fue muy importante porque no es lo mismo tener el respaldo de él que no tenerlo. Él revisó ambas leyes, ambas propuestas tanto las de Daniela y Mancinelli como la mía y nos pidió algunas ampliaciones a la ley.  Nos pidió que lo hiciéramos con mucho respeto porque para él eran muy importantes las adhesiones, entonces nosotros le dijimos que eran cuestiones de técnica legislativa. Si bien Daniela García de Cambiemos también estuvo en contacto, Néstor García quería trabajarlo con compañeras del campo nacional y popular, eso me pareció fuerte, trabajarlo con él tuvo un valor agregado. Él y toda su familia podrían quedarse llorando a Micaela y trabajando su luto y lo que han hecho es militar para que no haya una Micaela más. Siempre están atentos a todas las adhesiones de todas las provincias y coincidíamos con Yuyo en lo difícil que es instalar estos temas en Mendoza. Hablar de género en Mendoza es muy difícil y hablar de perspectiva de género también.  Tenemos un juez de la corte que ha sido el más objetado por todo el colectivo Ni Una Menos e igual aprobaron su pliego.  No solo lo aprobaron, sino que él es el jefe de la oficina de género dentro de la justicia, estoy hablando del juez Valerio. Cuando hablamos de Valerio hablamos de lo difícil que es instalar la perspectiva de género y la temática de violencia contra las mujeres. Tenemos funcionarios de este gobierno que están denunciados por violencia de género entonces la verdad que es muy difícil, eso se lo comentamos también al papá de Micaela.

ZC: Vos estas al frente siempre de las luchas del feminismo popular y el movimiento de mujeres, has trabajado la ley de Paridad, ahora la adhesión a esta ley. ¿Qué significa para vos la Ley Micalea?

FL: Bueno para mí esta es una de las leyes que toman significado en la sociedad y vienen a reparar viejas deudas y viejas demandas que tenemos las mujeres, a reparar un poquitito. Me ha tocado trabajar justamente la ley de paridad y la adhesión a la ley Micaela que para mí han sido fundamentales porque esto sí es ampliar derechos, esto sí es trabajar verdaderamente sobre la temática de género, esto sí es hablar de lo que nos atraviesa a todas las mujeres de cualquier clase social y de cualquier lugar de donde estemos en Mendoza, que es la violencia. No creo que haya alguna mujer que no haya sufrido violencia de algún tipo y la verdad que una lo hace desde la conciencia, desde a quién representa y desde lo que creemos que sirve una banca legislativa. El trabajo para las mujeres y por los derechos de las mujeres y del género y de la diversidad sexual, para mí es fundamental. No podría ser legisladora sí no me hiciera eco de lo que está pasando en la sociedad y a mis compañeras. La sororidad hay que aplicarla en todos lados siendo respetuosa, solidaria y generosa con otra mujer.  Cuando nos toca actuar y tenemos estas bancas una tiene que trabajar para consensuar este tipo de leyes .La temática de género es transversal a toda la sociedad y nos atraviesa a todas, para mí esto ha sido una reparación y la verdad que tiene que ver con este trabajo lo que venimos haciendo desde lo colectivo todas las mujeres. El trabajo lo estamos haciendo muy dedicado y en las calles, la lucha es muy ardua, pero si no la visibilizamos desde los lugares del Estado imagínate cuál sería la respuesta en los barrios.  Necesitamos que el Estado tenga políticas públicas y tenga herramientas que se puedan llevar a cabo concretamente.

la votacion

ZC:Recién comentabas que el senador Bonarrico votó en contra de la adhesión y en su argumento confundió y desconoció conceptos básicos, no debe ser el único caso. ¿Cómo consideras que se va a llevar a cabo la reglamentación?

FL: Bueno creo que esta es la pregunta más difícil porque la reglamentación va a ser complicada, se van a poner muchas objeciones para que esto suceda rápido pero también va a estar ahí nuestra presión para conseguir más derechos. Siempre ha sido todo con mucho esfuerzo, va a costar aplicarla porque de hecho si hay un legislador que se negó a votarla y que no creo que quiera capacitarse, va a ser complejo también en todos los agentes públicos. Pero si se hace ordenado, serio y con el compromiso de los tres poderes de asumirlo y poner a disposición no sólo los recursos necesarios sino el personal humano para llevarlo a cabo va a ser posible.  Este es un cambio cultural gigante y la capacitación va a ser continua porque todos los agentes públicos lo van a tener que hacer. El proceso es dinámico y llegó para quedarse, va a tener repercusión hacia las familias porque cuando uno está capacitado también puede capacitar o simplemente hacerse respetar. Así que creo que es un cambio cultural que no nos imaginábamos que fuera a suceder en Mendoza.

ZC: El peronismo siempre ha materializado las luchas de los sectores populares, los sectores postergados, del movimiento de disidencias y de mujeres. Tenemos toda una historia de políticas sociales inclusivas en sus gobiernos. ¿Cuáles son los desafíos próximos e inmediatos del movimiento en materia de género?

FL: Lamentablemente nos quedan muchos, está bueno que esto siga avanzando, creo que hay que ir por paridad en la justicia y sin dudas necesitamos perspectiva de género ahí. Creo que algún miembro de la corte debería ser una mujer con perspectiva de género. Otros desafíos es implementar la ESI rápidamente en las escuelas, que se empiecen a trabajar y capacitar. Justamente estoy trabajando en otra ley para cambiar la currícula del Instituto de Seguridad Pública que es quien forma a los agentes y las agentes policiales .Me parece que tiene que ser una materia obligatoria la perspectiva de género o todo lo que tenga que ver con los derechos de la mujer. No puede ser opcional tiene que ser obligatoria. También falta ampliar derechos en las tareas de cuidado tanto para el hombre como para la mujer, hace falta trabajar en economía popular para las mujeres, hace falta mucho todavía. Está todo muy desigual, hace falta trabajar en leyes que exijan que tomen tanto a mujeres como a varones y que la remuneración sea igual. La verdad falta muchísimo, pero en eso está nuestro compromiso de seguir trabajando. El peronismo como vos decís da el ejemplo en esto, hay que hacerlo y cumplirlo. En eso las muchachas estamos comprometidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.