EL REITERADO PAPELON DE LOS “ECONOMISTAS” QUE NO SABEN

 

EL REITERADO PAPELÓN DE LOS “ECONOMISTAS” QUE NO SABEN

Javier Rodríguez*

En el día de hoy, lunes 5 de octubre de 2020, BBC NEWS publica un artículo de Steve Hanke, Profesor de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, e Investigador del Centro de Estudios “CATO Institute” de Washington D.C. El personaje del mundo académico considera que Argentina “debería deshacerse de su peso y ponerlo en un museo”. Más adelante explica que la solución para Argentina es dolarizar la economía y afirma textualmente: “hay que matar al peso porque es un veneno”.

Es más común que repitan estas ideas, personajes que no son economistas. En cambio, asombra cuando fluye de la boca de un economista. El columnista de la nota, no sabe si ofende a la Argentina y tampoco le importa. Pero a veces se escucha a economistas argentinos repetir la idea que delata su dificultad para hacer análisis económico, su carencia de formación profesional para identificar el problema y las alternativas de tratamiento, su falta de sentido común y también un dudoso amor a la Patria y respeto a sus instituciones. La explicación es sumamente sencilla. El papelón es muy grande:

FALTA DE SERIEDAD PROFESIONAL

Cualquier análisis serio apunta a definir y delimitar muy bien el problema e identificar las causas para atacarlas. La inflación se ataca con medidas antiinflacionarias que tengan relación con sus causas. 

PENSAMIENTO MÁGICO Y FALTA TOTAL DE SENTIDO COMÚN

Si creyéramos ingenuamente que vamos a curarnos de COVID-19 cambiándonos el nombre, la ropa, el domicilio y el rostro, a través de una cirugía estética, que cambiándonos la identidad nos transformamos en una persona sin COVID-19, dejaríamos en evidencia que no somos médicos.

EN VEZ DE BUSCAR LA CURA PARECEN PREFERIR MATAR AL PACIENTE

Abandonar nuestros instrumentos de política monetaria y cambiaria significa no tener más sistema económico propio para pasar a formar parte del sistema económico norteamericano.

Cuando el Imperio adopte medidas monetarias recesivas, destinadas a enfriar su economía, – que cada vez que se les recalienta, lo hacen – también van a estar enfriando la nuestra y no nos van a consultar. 

HABLAN    DE       “INSTITUCIONALIDAD”,   PERO NO      RESPETAN    NUESTRAS INSTITUCIONES

En primer lugar, habría que encarar una Reforma Constitucional para quitarle al Congreso de la Nación la atribución de fijar y preservar el valor de nuestra moneda.

A continuación, hay que eliminar el Banco Central de la República Argentina. Y pensar que ellos mismos siempre reclaman que “se respete la autonomía del Banco Central”. En realidad, el Banco Central tiene atribuciones que son inconstitucionales. Con la antigua Caja de Conversión se le respetaban al Congreso sus atribuciones. Cuando la Caja de Conversión fue remplazada por el Banco Central, en el marco del Acuerdo Roca-Runciman en plena “Década Infame”, se le robaron sus atribuciones al Congreso. Pero bueno, ahí está el Banco Central. La dolarización lo eliminaría.

No tendríamos más más Superintendencia de Entidades Financieras que controle el funcionamiento de los bancos. En realidad, los bancos argentinos pasarían a formar parte del sistema bancario norteamericano. Todas las entidades financieras argentinas pasarían a ser controladas por la Reserva Federal Norteamericana.

La administración financiera del Estado Argentino ya no tendría ningún sentido.

¿REALMENTE SON ECONOMISTAS?

Si pudieran llevar a cabo todas esas reformas – allanando camino de su sueño mágico – significaría que ya estamos en condiciones de traer los dólares para poner en circulación en los circuitos financieros, productivos y comerciales. ¿QUÉ DÓLARES? ¿ALGUIEN SABE QUÉ DÓLARES Y DE DÓNDE? Seguiríamos con una economía cuyos problemas estructurales continúan sin resolverse, principalmente porque no se les ha dado tratamiento.

*Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública-UNCUYO INSTITUTO ALTERNATIVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.