LA CAIDA DEL SALARIO MUNICIPAL EN GUAYMALLEN, MENDOZA

 

Aportes para el análisis de la evolución del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y las trabajadoras municipales de Guaymallén. Periodo Noviembre 2015 – Diciembre 2019.

(Informe Completo)

 

 

Por Juan Carlos Villegas*

Unas pocas semanas antes de asumir su primer mandato como Intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, anunció con claridad lo que luego se transformaría en uno de los principales rasgos de su gobierno: el  haría un ajuste y ese ajuste recaería sobre los derechos laborales y los salarios de los trabajadores y las trabajadoras municipales.

Habiendo transcurrido ya más de seis meses desde el final de su primer mandato, cabe que nos preguntemos cuál fue el impacto real sobre los salarios de los trabajadores y las trabajadoras municipales.

Con el propósito de responder, al menos en parte, esta pregunta, hemos analizado la evolución del Salario Básico Municipal (tomando como referencia el salario básico de la categoría A) para el periodo noviembre 2015 a diciembre 2019 y lo comparamos con las variaciones de la inflación, la canasta básica,  el dólar y la Unidad Tributaria Municipal (fuentes oficiales).

Los resultados han sido asombrosos, el deterioro salarial de los trabajadores y las trabajadoras de Guaymallén llega a valores inimaginables; algunos de ellos son:

*Salario en dólares: la caída fue del 68,47%, pasando la categoría A de tener un básico de U$S  458,05 en Nov. 2015 a U$S 144,51 en dic. de 2019. O dicho de otro modo, para haber podido mantener su valor en dólares, el salario básico para la Cat. A de dic. de 2019 debió ser de $26122,53, mientras que realmente fue de $9 103,86.

*Salario Básico versus Inflación: la pérdida frente a la inflación llegó al 52,3%, es decir que actualmente el salario básico equivale al 47,8% de lo que valía en Nov. de 2015. Para no haber perdido frente a la inflación actualmente el salario básico de la Cat. A de la Munic. de Guaymallén debería ser equivalente a $18689,64, mientras que como dijimos, efectivamente es de $9103,04.

*Salario versus Canasta Básica y Canasta Alimentaria: la pérdida frente a la inflación tiene un triste correlato en la capacidad del salario de poder solventar los bienes y servicios básicos que una familia necesita para vivir o sobrevivir. El resultado de la comparación del salario básico de la cat. A con el valor de la Canasta Alimentaria a lo largo del periodo mencionado, nos indicó que mientras en Nov. De 2015 alcanzaba para pagar el costo del 129,98% de una Canasta Alimentaria, en diciembre de 2019 ese salario solo alcanzaba para cubrir el 71,98% de ese costo.

*Salario básico versus UTM: La Unidad Tributaria Municipal es la unidad de medida en la que se fijan los valores de las tasas, derechos, multas, etc. Nos pareció importante determinar si el gobierno municipal había utilizado el mismo criterio para otorgar aumentos salariales que para imponer aumentos tarifarios a los vecinos y vecinas. Pero  claramente no fue así. Los aumentos en las tasas fueron muy superiores a los aumentos salariales, en caso de haberse usado el mismo criterio para unos y otros actualmente el salario básico debería ser equivalente a $22.726,41, por lo que los $9103,84 reales solo cubren el 40% de ese valor.

Hay que destacar que todo esto ocurrió en un contexto en el que tanto el intendente como sus funcionarios se auto-otorgaron obscenamente aumentos muy superiores a los de sus propios trabajadores  y trabajadoras, razón por la cual sus salarios actuales alcanzan valores altísimos que en algunos casos llegan a multiplicar por 12 o por 15 lo que reciben los primeros.

A través de la lucha sindical se consiguieron algunos bonos no remunerativos con la intención de mitigar la pérdida salarial pero lamentablemente no llegaron a compensar tan alto deterioro.

Al final del mandato de Marcelino, lo cierto es que Marcelino cumplió con sus dichos, tuvo el “coraje” de bajar el “gasto en personal” reduciendo el valor real de los salarios de sus propios trabajadores, y lo hizo de una manera brutal, tan fue así que hoy  7 de las 9 categorías en las que se reúnen los empleados y empleadas municipales tienen asignados salarios básicos que se encuentras por debajo no ya de la línea de pobreza sino de la línea de indigencia.

Más allá de las consideraciones éticas que sin dudas es necesario hacer, máxime sabiendo que estamos hablando de un accionar gubernamental, nos preguntamos ¿De qué le sirvió al pueblo de Guaymallén tanto “coraje” del intendente para bajar los sueldos de los privilegiados trabajadores municipales?  Gracias al importante ahorro en gasto de personal que ahora realiza la Municipalidad  ¿Bajaron las tasas y los derechos de inspección? ¿Se pusieron en práctica políticas municipales destinadas a empleo, salud, educación, vivienda, deporte, cultura, seguridad, género, niñez y adolescencia, adicciones, desarrollo económico, etc.? La lamentable respuesta es No. La realidad es que estamos frente a un gobierno departamental que ha hecho del escapismo su principal virtud y que a la hora de gobernar para todos  prefiere  no involucrarse.

INFORME COMPLETO

* Presidente Partido Justicialista Guaymallen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.