AHORA QUE SI NOS VEN


Por Vero Benitez

En el marco del mes de noviembre dos fechas importantes nos interpelan como sociedad y nos atraviesan el cuerpo. El 19 de noviembre Día Mundial para la Prevención del Abuso contra Niños y Niñas y el 25 de noviembre Día Internacional de lucha por la Erradicación de la Violencia contra la Mujer. En Argentina muere una mujer cada 28 horas, según un informe del Observatorio de Femicidios del Defensor del Pueblo de la Nación indica que hubo 155 asesinatos a mujeres y disidencias en el primer semestre de 2019. Por su parte, en el año 2018  casi cinco mil niñas, niños y adolescentes padecieron violencia doméstica.
Un informe de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema refleja que en el 73 por ciento de los casos, la persona denunciada como agresora fue un varón, y 8 de cada 10 tenían un vínculo filial con su agresor. El mismo establece que las violencias ejercidas contra niños, niñas y adolescentes más recurrentes son las de tipo psicológica, simbólica y física. Otro dato revela que el 88 por ciento de los casos, las chicas y chicos víctimas tienen vínculo familiar con el victimario y el 50,8 por ciento “cohabita con la persona denunciada”.
Estas cifras visibilizan en primer lugar, que la mayoría de los agresores son varones y en segundo lugar, que el ámbito donde se lleva a cabo la violencia es en el seno familiar. Los vínculos, las relaciones y el hogar deberían ser los espacios donde se forman y sostienen  sujetos y sujetas sociales. La familia es la primera institución y modo de organización colectiva que experimenta el ser humano, si desde ahí se ejercen distintos tipos de violencias ¿qué tipo de sociedad creamos?
La lucha de los feminismos a lo largo de la historia han ido atravesando diferentes momentos y levantando diversas banderas. En la actualidad, una  de las banderas fundamentales es combatir y erradicar la violencia de género en el ámbito público y privado. Si la mayoría de los victimarios son varones y según el estudio de la OVD, 8 de cada 10 niños y niñas son mujeres las agredidas de manera sexual, podemos afirmar que la violencia de género atraviesa todas las franjas etarias.
Es necesario que el Estado elabore políticas públicas para que los niños, niñas y mujeres vivan en una sociedad armoniosa, libre de violencia, equitativa e igualitaria. Nos urge que se cumplan las leyes que ya existen, como la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) que se sancionó en el año 2006 y aún presenta resistencia en todo el país. Es imprescindible que en los organismos educativos se promuevan herramientas para el cuidado del cuerpo y el
autoconocimiento propio y ajeno.

Queremos vivir libres de violencia por eso este 25 de noviembre las mujeres marchamos en todo el país. Este año el eje central de la convocatoria apuntó a denunciar la nula perspectiva de género en el ámbito del Poder Judicial. Se exigió la inmediata aplicación de la Ley Micaela en todos los organismos del Estado, principalmente en la justicia.
Zona Crítica dialogó con Silvia Fernández integrante de Ni Una Menos Mendoza y con respecto a la convocatoria del colectivo subrayó que unos de los puntos fundamentales es la denuncia contra la Justicia machista. Silvia destacó la importancia de la perspectiva de género en la misma y en los casos que hasta hoy están inconclusos o impunes, como el de Julieta Gonzalez y el Próvolo, entre otros.

La marcha del 25N

Una vez más, mujeres y disidencias, los y las familiares de víctimas de femicidios y la sociedad en su conjunto llenaron las calles de reclamos. Los reclamos son directos, el Estado es responsable y como tal debe tomar como uno de sus ejes más importantes y urgentes la lucha contra todos los tipos de violencia que sufrimos en razón de género.
Hace pocos días tuvo media sanción la modificación de la ley 26485, donde se agrega el concepto de “Violencia política” en los tipos de violencias que padecemos las mujeres. Ese es otro avance donde el Estado reconoce que en los ámbitos donde nos desarrollamos también somos violentadas. En ese sentido, desde hace tiempo venimos trabajando sobre la elaboración de protocolos de actuación en casos de violencia en los espacios donde militamos. Estamos organizadas, ahora que estamos juntas y ahora que si nos ven.


Si has llegado hasta aquí y te gustó nuestra publicación Suscríbete!!!! 
Te enviaremos un correo con nuevos contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.