Propuesta argentino/italiana para el parlamento italiano-Salvador Finocchiaro Partido Democrático

El candidato a diputado del Partido Democrático Salvador Finocchiaro le contó a Zona Critica Cuyo sobre sus propuestas de cara a las elecciones italianas de este mes. En el país hay 800 mil ítalo-argentinos mayores de 18 años que pueden votar.

Con la idea de “ampliar derechos”, el candidato a diputado del Partido Democrático Salvador Finocchiaro presentó sus propuestas de cara a las elecciones italianas de este mes. En el país hay 800 mil ítalo-argentinos mayores de 18 años que pueden votar.  “Presentamos propuestas para beneficiar a los italianos en el exterior, en particular a los jóvenes, pero sin olvidar la asistencia a los adultos mayores y ciudadanos con carencias laborales y sociales”, expresa la propuesta.

En las elecciones por correspondencia –se puede votar hasta el 22 de septiembre– serán elegidos un senador y dos diputados. El candidato del PD explicó que “quien entre tendrá representación para Sudamérica. Hay que trabajar con los gobiernos locales, con los presidentes de Argentina, Brasil y los demás países, porque Italia tiene diferentes vínculos y algunos que hay que fortalecer. El rol es llevar la voz”, aseguró.

El sobre para el voto ya empezó a llegar a domicilio con las instrucciones específicas, tanto para los cargos de diputados como para senador, que en el caso del PD son Finocchiaro y Porta, junto a Mario Sebastiani, para senador.  Finocchiaro también planteó: “Estamos recibiendo información de parte de los votantes que hay intenciones de hacer fraude por parte de quienes ya lo han hecho la vez anterior. Por eso, comentarles a los conciudadanos italianos que cuiden el voto, que elaboren ellos el voto”. 

Entre las propuestas, apunta a la creación del Servicio de Operadores Consulares para la Emergencia Sudamérica (S.O.C.E.S.) conformado por personal estable de los consulados y el aumento de empleados interinos a quienes se garantizará un contrato mínimo de 2 años. El fondo será financiado gracias al 30% de la tasa sobre la ciudadanía, afectado exclusivamente a la mejora de los servicios consulares. El fondo obtenido gracias a la llamada ley Porta, no podrá ser destinado a ningún otro gasto de los consulados. Al cabo de los dos años el personal interino deberá ser gradualmente reducido para retornar a la normalidad con una planta estable que tendría que ser acrecentada en por lo menos 150 unidades extras para la Argentina.

Otra propuesta es la creación de la oficina Consulado de la Patagonia con sede en Neuquén, que evitará los dispendiosos traslados a Bahía Blanca. En cada provincia argentina se abrirán “sportelli consolari” (ventanillas consulares) con personal consular.

También apunta a la posibilidad de obtener la ciudadanía italiana en forma acelerada para quienes tengan los requisitos y decidan optar por realizar un semestre de servicio civil remunerado en instituciones públicas o privadas en Italia. “Transcurrido dicho plazo, las comunas deberán reconocer la ciudadanía en el plazo máximo de 30 días. Los gastos serán financiados con el 70% restante de la tasa sobre la ciudadanía.

Otra propuesta es el incremento del “turismo delle radici”, mediante suscripción de acuerdos de cooperaciones con compañías aéreas italianas y argentinas, a fin de establecer un sistema de intercambio estudiantil, laboral y tecnológico recíproco. Además, propone propugnar la unificación y coordinación de iniciativas para repoblar municipios italianos con fuerte declive demográfico, con la oferta de venta y alquiler de casas a precios subsidiados y la obligación de residencia de por lo menos 24 meses.

También propone suscripción de un acuerdo ítalo argentino para el reconocimiento de los títulos universitarios de ambos países con posibilidad de concluir el plan de estudios en otro país. En ese sentido, la propuesta expresa que “hoy en día, el Ministerio de Relaciones Exteriores Italiano se financia con el 0,2% del total del presupuesto italiano. Esa suma deberá ser por lo menos quintuplicada. Asimismo, en la jurisdicción del Ministerio dello Sviluppo Económico italiano se creará un fondo de garantía para financiar pymes sudamericanas que utilicen recursos tecnológicos, humanos o bienes de capital italianos”.

Finocchiaro sumó: “Sobre el ius sanguinis, la derecha plantea que nosotros queremos cortar el derecho, pero eso no es así, el Partido Democrático garantiza la multiplicidad de derechos, muy amplio y abierto. En Italia hay una cantidad de migración que tiene sus hijos que hicieron la primaria, secundaria y universidad, que hablan italiano y tienen la cultura, y a esos hay que darles la ciudadanía, por eso estamos planteando el ius solis. Estamos ampliando derechos, no es que porque ponemos el ius solis queremos cortar el ius sanguinis”, aclaró.

 

PARA CONOCER MAS LA PROPUESTA Y COMO SE VOTA 

Facebook : Salvador Finocchiaro

Instagram : salvadorfinocchiaro_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.