¿ES UN FELIZ DÍA PARA LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS EN MENDOZA ?

En el marco del día del trabajador, y considerando el hecho de que está transcurriendo el séptimo año de gobierno del Frente Cambia Mendoza, parece interesante que nos realicemos algunas preguntas relacionadas al acceso al trabajo digno y de calidad en nuestra provincia.

Por Juan Carlos Villegas

 

En el marco del día del trabajador, y considerando el hecho de que está transcurriendo el séptimo año de gobierno del Frente Cambia Mendoza, parece interesante que nos realicemos algunas preguntas relacionadas al acceso al trabajo digno y de calidad en nuestra provincia.
Nos interesa conocer como fue la evolución de las tasas de desocupación, subocupación y de la población ocupada demandante de empleo, también analizaremos la evolución de la población asalariada y la evolución del porcentaje de la población asalariada que se encuentra registrada laboralmente. Compararemos los números informados para el Aglomerado Gran Mendoza por el INDEC para el 4º trimestre de 2021 con los que se registraron en el 4º trimestre del año 2016 (el 4º trimestre de 2015 no se encuentra informado) y con lo ocurrido en periodos similares en provincias vecinas y en el agregado nacional.
1)La evolución de la Tasa de Desocupación el Aglomerado Gran Mendoza periodo 2016 -2021 (4ºT) comparación con el agregado nacional y con provincias vecinas.
Según el Informe técnico elaborado por el INDEC sobre el “Mercado del Trabajo” y sus principales indicadores la tasa de desocupación en el Aglomerado Gran Mendoza para el cuarto trimestre de 2021 (el último informado hasta el momento) fue del 6,8% , valor que si lo proyectamos al total de la provincia, considerando que la tasa de actividad para el mismo periodo fue del 49,7% y que la población total estimada para ese año era de 2.010.000 nos indica que en Mendoza en el 4º trimestre de 2021 habían unas 68000 personas que pertenecían a la población económicamente activa, no tenían ocupación alguna y la buscaban.
¿Cuál era la tasa de desocupación en el 4º trimestre del primer año de gobierno de Cambia Mendoza y cuáles han sido las variaciones porcentuales y totales?
Según el mismo informe la tasa de desocupación en el 4º trimestre de 2016 fue del 3,3%, mientras que la tasa de actividad había sido del 45,4%, razón por la cual, haciendo las mismas proyecciones podemos decir que el total de desocupados a nivel provincial alcanzaba a las 28.000 personas, razón por la cual podemos afirmar que entre el 4º trimestre del primer año de gobierno de Cambia Mendoza y el 4º trimestre del año pasado la población desocupada creció en 40.000 personas, con lo cual registra un crecimiento superior al 142%.
¿Qué pasó con la tasa de desocupación en el mismo periodo en el agregado total de los aglomerados del interior del país?
La tasa de desocupación en el total de los aglomerados del interior del país (que son todos menos la CABA y el Gran Buenos Aires) era del 6,4% en el 4º trimestre del 2016, mientras que como dijimos la de Mendoza era del 3,3% (es decir que la tasa de desocupación de Mendoza equivalía a la mitad que la que se registraba para el total de los aglomerados del interior), mientras que para el 4º trimestre de 2021 los aglomerados del interior volvieron a registrar 6,4% (0% de crecimiento entre trimestres aunque con lógicas variaciones en el medio) y la tasa de desocupación del Aglomerado Gran Mendoza como dijimos fue del 6,8% pasando en solo 5 años de ser la mitad de la primera a ser superior, alcanzando un 106% de crecimiento a nivel provincial.
2) La evolución tasa subocupación demandante. Esa tasa mide el porcentaje de personas que perteneciendo a la PEA tienen una ocupación horaria insuficiente y buscan completarla.
¿Cuál era la tasa de subocupación demandante en el 4º T de 2016 en Mendoza y cuál fue la misma en el 4º trimestre de 2021? ¿Qué cambios se registraron en el total de personas sub-ocupadas demandantes en nuestra provincia desde que gobierna Cambia Mendoza?
La tasa de sub-ocupados demandantes en el Aglomerado Gran Mendoza era del 8,7% en el 4ºT del 2016 y alcanzó el 14,5% en el 4º T de 2021. Esto implica que, haciendo las proyecciones correspondientes, el total de personas sub-ocupadas demandantes de empleo en el 4º trimestre del primer año de gobierno de Cambia Mendoza era de unas 75000 personas y en el 4º trimestre de 2021 fue de unas 145.000 personas. Lo cual implica que la cifra de ocupados demandantes prácticamente se duplicó en nuestra provincia desde que gobierna Cambia Mendoza.
¿Qué pasó con la tasa de su-ocupación demandante en el mismo periodo en el agregado total de los aglomerados del interior del país?
Al igual que a tasa de desocupación, la tasa de sub-ocupados demandantes de empleo en el 4º t de 2016 era del 6,4% para el total de los 30 aglomerados urbanos que estudia el INDEC a través de la EPH en el interior del país mientras que como dijimos en Mendoza era del 8,7% para el mismo periodo, transcurridos cinco años y con lógicas fluctuaciones en el medio, la tasa de sub-ocupados demandantes para el 4ºT de 2021 fue del 9,4% en el interior del país mientras que en Mendoza subió hasta el 14,5%. Esto quiere decir que en términos comparados a nuestra provincia también le fue muy mal con la sub-ocupación, mientras que en el total del país la misma creció un 0,7% en Mendoza la variación fue de un 5,8%.
3) La evolución de la tasa de ocupados demandantes. Esta tasa mide el porcentaje de personas que encontrándose ocupadas siguen demandando más horas de empleo.
¿Cuál era la tasa de ocupados demandantes en el 4º T de 2016 en Mendoza y cuál fue la misma en el 4º trimestre de 2021?
En el cuarto trimestre de 2016 la tasa de ocupados demandantes de empleo era del 10,5% en Mendoza, mientras que en el mismo trimestre de 2021 esta tasa había crecido hasta el 26,2%. Es decir que la tasa de ocupados demandantes se multiplicó por un 175%.
¿Qué pasó con los ocupados demandantes en el agregado de los 30 aglomerados del interior del país?
La tasa pasó del 12,6% en el 4º trimestre de 2016 al 18,2% en el 4º trimestre de 2021. Esto implica un crecimiento del 44%.
Podemos decir entonces que mientras que en el 4º t de 2016 la tasa de ocupados demandantes del aglomerado gran Mendoza se encontraba 2,1% por debajo de la media de los aglomerados del interior del país en el 4º t de 2021 la había superado en un 8%. Dicho de otra manera, mientras que en el 4º t del 2016 dicha tasa equivalía al 83% de la media del interior, en el 4º t del 2021 era el 143% de esa media.
4) Cambios en la población asalariada del Gran Mendoza y su registración laboral.
Según informes elaborados por la DEIE Mendoza con base en la EPH que realiza el INDEC podemos acceder a la cantidad de asalariados totales que habían en Mendoza y su condición de registración laboral para el 3º trimestre de 2015 (inmediatamente antes del inicio del gobierno de Alfredo Cornejo en Mendoza) y para el 3º trimestre de 2021 (el último informado). Por lo cual vamos a realizar algunas comparaciones para determinar la variación porcentual y total de los mismos en ese periodo.
¿Cuál fue la variación de la cantidad de personas asalariadas en el gran Mendoza entre el 3º trimestre de 2015 y el 3º trimestre de 2021 (es decir entre el trimestre inmediatamente anterior al inicio del gobierno de Cambia Mendoza y el último informado)?
La DEIE informa que la cantidad total de personas asalariadas en el Gran Mendoza en el 3º trimestre de 2015 era de 367.237, mientras que en el 3º t de 2021 fue de 331.533 es decir que solo en el Gran Mendoza se perdieron casi 36000 puestos de trabajo asalariado en ese periodo, es decir un 10% aproximado. Si hacemos la proyección al total de la provincia la cifra ronda los 70000 puestos perdidos.
¿Qué pasó con la registración laboral de los trabajadores asalariados?
Siguiendo los informes elaborados por el propio Gobierno de Mendoza a través de la DEIE nos encontramos con que en el 4º t de 2015 de los 367.237 asalariados 234.665 se encontraban registrados y 132.573 no se encontraban registrados, es decir que la proporción era de 64% a 36%. Para el 3º t de 2021 nos encontramos con que los asalariados no registrados crecieron en unas 6000 personas legando a ser 138.252 mientras que los asalariados registrados cayeron en 41.384. Podemos afirmar entonces que de la comparación de los trimestres surge el grave dato de que en el Gran Mendoza no solo se perdieron más de 40000 puestos asalariados entre el 3º r de 2015 y el 3º t de 2021 sino que la totalidad de esos puestos eran de asalariados registrados. En esos cinco años en el Gran Mendoza pasamos a tener un 18% de asalariados registrados menos.
5) Aportes para el análisis.
El análisis de los cambios sucedidos en “mercado laboral” de Mendoza desde que la alianza conformada por la UCR, el PRO, Barrios de Pie y otros gobiernan nuestra provincia amerita una mayor profundidad. Deberíamos abordar también la evolución de la creación de empleo privado registrado, que ha sido siempre el latiguillo de dirigentes como Cornejo y Suárez y que ha servido como excusa tanto sea para reducir la planta de empleados públicos provinciales y municipales o para justificar medidas temerarias durante la pandemia. Lo concreto es que en términos de creación de empleo privado registrado a nuestra provincia le fue peor que al resto del país cuando gobernó Cambiemos a nivel nacional, le fue peor durante la pandemia, perdiendo más puestos en promedio y se viene recuperando más lentamente que el resto del país desde el 2021 a la fecha. No vamos a desarrollar acá pero a quien les interese puede buscar la información a través de la página del Ministerio de Trabajo y revisar los informes que el mismo realiza con base en el SIPA. Por otro lado también deberíamos analizar la evolución del poder adquisitivo de los salarios públicos y privados. No vamos a entrar en detalles en esta oportunidad pero la pérdida ha sido altísima, sobre todo en los públicos, en los que en muchos casos la caída supera el 50%.
De todos modos lo expuesto hasta acá obliga a tener que afirmar que hoy no es un buen día del trabajador en Mendoza, el deterioro del “mercado laboral” es evidente, como venimos afirmando desde que gobierna Cambia Mendoza en nuestra provincia ha crecido la desocupación, la subocupación y la precarización laboral y lo ha hecho de manera contundente y superando las medias registradas en el resto del país. En ese periodo nuestra provincia pasó de tener el 4º aglomerado urbano con menor desocupación del país a actualmente uno de los que tiene mayor desocupación. El crecimiento de los problemas con el empleo en una provincia sin dudas es multicausal y seguramente, entre otras cuestiones, confluyen decisiones macroeconómicas nacionales (fundamentalmente las tomadas en el periodo 2016-2019, puesto que sacando el 2020 de la pandemia, a partir del 2021 ha comenzado una notable recuperación) con acciones u omisiones del gobierno provincial. Lo que no se puede dudar es que la responsabilidad no recae solo en un nivel de gobierno y deja al otro libre de culpa y cargo. El empeoramiento relativo de la situación particular de Mendoza no es un dato menor y por lo tanto si de verdad queremos que esto cambie es bueno que nos preguntemos ¿Cuáles han sido los factores de origen local que han hecho que en nuestra provincia la evolución de los problemas de empleo haya sido mucho peor que en el resto del país en los últimos 7 años? ¿Porqué razones propias y ajenas las tasas del promedio de los aglomerados del interior evolucionaron de manera mucho menos mala que en nuestra provincia? ¿Existen en Mendoza políticas efectivas orientadas al desarrollo económico provincial? ¿Por qué razón son tan magros los resultados? ¿Que otras políticas orientadas a la generación de desarrollo económico sostenible se deberían implementar en Mendoza para crear trabajo de calidad? La única respuesta del gobierno provincial no debería ser la negación del problema o la culpabilización crónica y casi adolescente al gobierno nacional (cuando no es de su signo político). Mendoza necesita volver a tener un plan, una alternativa política, social y económica, que reúna el consenso de las mayorías y sea capaz de retomar el camino del desarrollo, la creación de empleo y la justicia social y territorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.