¿EXCLUSION O RECONOCIMIENTO? Economía popular argentina en la Revolución 4.0

Este jueves 16 de diciembre se presenta el nuevo libro de Roberto Roitman y Zona Critica te acerca un adelanto, una entrevista y el libro para descargar, un texto fundamental para entender las nuevas realidades humanas en nuestra región.

El libro ¿Exclusión o reconocimiento? La economía popular argentina en la Revolución 4.0 del licenciado Roberto Roitman*, se abre a sus ideas con el audaz   planteo de una crisis civilizatoria, generadora de grandes incertidumbres para la especie y a la vez atravesada por la cuarta revolucion industrial. Esta coyuntura trascendente sirve para alumbrar el drama de la fragmentacion social o lo que es peor el fin de las sociedades integradas. Roitman nos acerca la economia social como otras formas de pensar la profundidad de la existencia humana, su reproducción y su ampliación incluso en los marcos de la felicidad individual en el seno de una sociedad justa, con solidaridad y bienestar social como valores de los modos de organizacion de la vida emergentes u alternativos al modelo hegemonico.  Un excelente marco para pensar a los actores y sujetos sociales portadores de estos cambios y  transiciones en los que nos va la dinámica de nuestra etapa histórica.

* Actual vicedecano de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo

El libro se puede descargar gratuitamente por aqui y distribuir estas ideas es construir estas miradas y practicas alternativas necesarias, asi que compartilo. 

Este Jueves 16 de diciembre de 2021 se presentara el libro  ↓

Además te dejemos una entrevista a Roberto Roitman que realizo Unidiversidad.com para profundizar el tema y  la introduccion del libro. 

Entrevista de Unidiversidad.com

INTRODUCCIÓN

Un anticipo del recorrido que proponemos

El marco de la crisis civilizatoria, la Revolución 4.0, el proceso de desarrollo y globalización y sus repercusiones en la constitución de las relaciones sociales, las respuestas de los Estados y las acciones defensivas de los sectores populares para garantizar su supervivencia y reproducción ampliada, nos guían para entender las configuraciones alternativas y alterativas que la economía popular va adoptando en nuestro país.
Este libro pretende mostrar el marco global de desarrollo de la economía, las particularidades y críticas a los procesos desiguales de desarrollo, pero sobre todo la necesidad de nuevas vías, nuevos caminos de integración del trabajo con la vida, de la recuperación de la solidaridad como valor fundante y el derecho a la búsqueda de la felicidad individual, sólo posible en el seno de una sociedad justa. Pretende ayudar a entender acerca de cómo se van construyendo los/as sujetos/as sociales que la harán posible y las hipótesis de su desarrollo futuro.
En este recorrido retomaremos las políticas ejercidas desde el Norte para el
desarrollo y globalización, y las propuestas adaptativas y/o críticas desde el Sur. En este sentido, transitaremos los mitos tanto de la globalización como del desarrollo, sumado a los intentos decoloniales de implementar modelos diferentes. Veremos la falacia de considerar al subdesarrollo como carencia, falacia que impone un camino lineal con etapas necesarias y prestablecidas para conseguir resolver esas carencias, constatando que, en lugar de tratarse de procesos homogeneizadores, las desigualdades aumentan entre las naciones y al interior de las mismas.
Describiremos el tránsito de la sociedad a través de la Primera, Segunda y Tercera Revolución Industrial y sus consecuencias, no sólo económicas sino institucionales, culturales, sociales y políticas. Veremos al sindicalismo y a las viejas/nuevas formas de cooperación como voceros de las demandas de quienes se ven explotados/as por el capital.
El parcializado relato de la ortodoxia económica hegemónica, que constituye el mainstream del pensamiento académico, se autoproclama como la única forma de  entender a la ciencia económica. Pues aquí mostraremos algunos postulados teóricos y prácticos de construcción heterodoxa que se oponen a la visión hegemonizada.
Más allá de la especificidad de la economía popular como respuesta a un sistema social y económico injusto e irracional, enunciaremos las características y nociones básicas de la economía social y solidaria tradicional.
Trataremos de hacer visible el trabajo invisibilizado de las mujeres y su aporte a la preservación de la especie y al sostenimiento de los mercados traducidos en trabajos no reconocidos ni remunerados. Si les damos voz a las que no tienen voz, se pone en evidencia su inadmisible negación en la teoría económica clásica. Todo sistema económico implica una práctica, toda práctica implica un proceso de formación de conciencia, es decir, la legitimación de normas y valores que integran a dicho sistema. Así pues, la economía social invita a la construcción de nuevos valores por fuera del mainstream, velando por la cooperación entendida como una habilidad a desarrollar en el proceso educativo.
La masiva de incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s) a los procesos de producción y distribución de bienes y servicios produjo cambios institucionales de amplia repercusión. A su vez, el surgimiento de la 4ta Revolución Industrial, con sus procesos Ciberfísicos, la Inteligencia Artificial y la BigData, generó una gigantesca transformación en el mundo del trabajo, en consonancia con una gran expulsión de trabajadores/as de las relaciones de producción capitalista. Uno de los principales cambios en el mercado laboral es la economía de plataforma como oferente de empleo, destacando el crecimiento del sector informático. En este nuevo sistema- mundo, los seres humanos pasan a ser más relevantes como beneficiarios/as de la industria financiera que como trabajadores/as o consumidores/as, impactando en una profunda desigualdad en el ingreso. Al mismo tiempo que las FinTech hacen posible la incorporación de grupos, hasta ahora marginados, al mercado financiero.
Por tanto, asistimos a un nuevo fenómeno emergente en la historia de la humanidad: grandes masas de la Población Económicamente Activa (PEA) quedan excluidos/as del sistema de trabajo a partir de las modificaciones producidas por la Revolución 4.0. Los/as trabajadores/as excluidos/as o expulsados/as recorren un camino de búsqueda de medios de subsistencia que tiene que ver con su propio posicionamiento como trabajadores/as y el logro de voz y reconocimiento como sujetos/as sociales y políticos. Se plantea la superación de la polémica contradicción redistribución del ingreso versus reconocimiento a través del logro de ambas: su institucionalización como actores sociales y la valorización monetaria de sus trabajos. En este movimiento resulta imprescindible el rol del Estado como promotor de políticas públicas para impulsar al sector. La economía popular materializa todas estas luchas, prácticas y reivindicaciones en la congregación de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) como organización colectiva y portavoz.
De la misma manera que los nuevos movimientos sociales emergen como propuestas superadoras de los partidos u organizaciones políticas preexistentes; la economía social, solidaria, popular, feminista y comunitaria se planta ante la injusta realidad no sólo para ser reconocida sino para ofrecer caminos de mejoramiento de la vida cotidiana.
Así pues, no se pueden entender estos procesos profundos de transformación sin tener presente el panorama gravísimo y complejo que la pandemia COVID- 19 trajo y trae aparejada, mediante datos estadísticos con los que caracterizaremos brevemente el delicado contexto que enfrentamos.
Es por ello que nos proponemos ayudar a hacer visible lo que hemos naturalizado como presente y que damos por hecho como normal. No es normal que el/la que trabaje no le alcance para cubrir sus necesidades básicas y no sea reconocido/a como trabajador/a con la dignidad que eso debiera traer aparejado.
No es normal que atentemos contra el medio ambiente, contra la biodiversidad y pongamos en peligro la sustentabilidad del planeta destruyendo nuestra casa común.
No es normal que el dinero genere mucho más dinero mientras que el esfuerzo del trabajo y la producción no resulta rentable.
Acompáñennos en este recorrido y veremos que otra economía es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.