La Educación por Asalto

En estos días en que se ha sancionado y dado de baja y trasladado a docentes del CENS 3-503, pero no únicamente de este, en los que se está privando de la merienda a los CEBJAs, dando baja a servicios de orientación y achicando toda la educación de adultos, no me sorprende que la ex chica militante, simpática y linda del Sute, la que fue directora de Educación de Godoy Cruz, senadora, madre del ítem aula y ahora directora de Jóvenes y Adultos, tome por asalto los derechos docentes.

Por Ana Nanfara.

Directora de la escuela 4-071 “Julio Fernández Peláez” de Coquimbito, Maipú

.

concentración
A fines de los 90 yo formaba parte de una agrupación opositora a la conducción del sindicato. En esas épocas el SUTE estaba lleno de gente, de distintas agrupaciones que discutíamos, recorríamos escuelas, planeábamos, organizábamos congresos y se nos iba parte de la vida en la construcción del gremio y en la reivindicación de los derechos de les trabajadores. Los plenarios eran una verdadera disputa y a pesar de que eran los 90 la bronca se hacía calle, marcha y consigna y por qué no la alegría de estar donde había que estar.
Con nosotres en la calle conocí a una militante del Sute, era simpática, buena onda y por qué no decirlo muy bonita. Ocupaba un cargo de representación gremial en la junta calificadora. Esta piba, porque éramos todes muy jóvenes, cuando íbamos al baño en un plenario, se acercaba y nos decía cuál era la estrategia de su agrupación que era la que conducía el Sute. En política se llamaría a esto una verdadera traición ya que esa información nos permitió más de una vez desmontar los planes de la conducción. Hay diversas teorías de porque lo hacía, pero no vienen al caso porque la traición, es siempre traición cualquiera sea el motivo que la respalde.
Mas adelante con la crisis del 2001 con un grupo de compañeres decidimos dar otras batallas en la militancia barrial y en la política. Ahí dejé de verla, pero supe que con el tiempo fue ocupando cargos en la municipalidad de Godoy Cruz, siempre. al lado del que fuera intendente, Alfredo Cornejo
La vida me fue llevando por diversos caminos, rendí el concurso directivo en 2011 y en el 2014, me propusieron ocupar la Subdirección Educación Técnica de Mendoza. En ese cargo, en el 2015 me invitaron a un Congreso de Educación en Godoy Cruz y fuimos con el compañero Jorge Galleguillo que ocupaba la Dirección de Jóvenes y Adultos. Grande fue nuestra sorpresa cuando al llegar al congreso, que era en el Polideportivo del Barrio la Gloria, vimos que el evento eran solo 6 personas, todas directoras de escuelas de la zona y la subdirectora de Educación de Godoy Cruz. En primera instancia se sorprendieron de que estuviéramos ahí, porque la invitación había sido formal pero no esperaban que fuéramos. Hablamos con las directoras y nos requirieron aulas de CENS CEBJAs y Centros de Capacitación para el Trabajo. Empezamos a trabajar con las directoras para estudiar como podíamos aportar desde la gestión provincial. Este diálogo no fue fácil porque cada vez que decíamos algo la ex chica simpática del Sute transformada en monstruo iracundo, nos interrumpía gritando y fuera de sí y nos decía que el problema era la seguridad. ¡No dejó hablar a ninguna de las directoras y cuando le pedí que nos dejara dialogar me contestó ¡“Yo hago y digo lo que se me canta el culo!”.
 La frase me sorprendió, no porque no la hubiera escuchado nunca si no porque me parecía inadecuada en un congreso de educación, con docentes y dicha por una directora de educación, hasta que me di cuenta, que yo era la desubicada, porque ese no era un congreso de educación, si no una reunión radical. De hecho, la directora inmediatamente empezamos a hablar, llamó a concejales y legisladores provinciales de la UCR que se apersonaron para contenernos. La máscara de congreso educativo tenia un destino y era armar un discurso político educativo impostado para el radicalismo y Cornejo para las elecciones que estaban próximas.
Se ve que le dio resultado la estrategia porque inmediatamente fue elegida senadora y ahí nomás impulso el Ítem Aula que le permitió a Cornejo ahorrar millones de pesos a costa de la salud de les docentes. Otra vez me llamó la atención que habiendo sido docente, y ocupando un cargo de senadora fuera tan denigrante, tan poco solvente y tan “patotera” en sus alocuciones en virtud de fundamentar el nefasto ítem , hasta que me volví a dar cuenta que la educación no era su campo, sino la política, pero no la política transformadora, sino la política del barrabrava que porque tiene poder, toma por asalto lo que quiere y a cualquier costa.
En estos días en que se ha sancionado y dado de baja y trasladado a docentes del CENS 3-503, pero no únicamente de este, en los que se está privando de la merienda a los CEBJAs, dando baja a servicios de orientación y achicando toda la educación de adultos, no me sorprende que la ex chica militante, simpática y linda del Sute, la que fue directora de Educación de Godoy Cruz, senadora, madre del Ítem Aula y ahora directora de Jóvenes y Adultos, tome por asalto los derechos docentes.
La fundamentación no es educativa, es partidaria por eso las resoluciones, se saltan por lo menos el Estatuto Docente  y la ley de procedimientos administrativos. Tampoco extraña que a la directora, fuerza de choque de Cornejo, la haya salido a defender la UCR, no el Director General de Escuelas que hasta ahora no ha dicho una palabra. Estas defensas se basan en una falacia argumentativa que consiste en la denigración de los sancionados y no la explicación de la sanción.
Lo hacen así porque no hay explicación posible dentro del ámbito educativo. En esta medida no hay ley ni justicia. Esta medida es la nefasta intromisión de la mala política en las escuelas, porque es política partidaria de la peor. El paradigma es tengo poder para tomar lo que quiera por asalto a cualquier precio, la frase encarnada: “¡Hago y digo lo que se me canta el culo!”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.