TRES GOBERNADORES OLVIDADOS (MENDOZA 1946-1955)

Por Rodrigo Aguilar

Con la vidriera del ex-café del ACA de fondo, conocimos la obra que pone luz sobre una etapa ocultada de nuestra historia. El libro “Tres gobernadores olvidados de la historia (Mendoza 1946-1955)” es una pieza de valor histórico y político que desde su título plantea con claridad el dilema de un olvido significativo para entender la realidad política de hoy en Mendoza.

Su autor,  el historiador Alejandro Sanfurgo Ferreres nos introdujo en ese fascinante mundo del nacimiento del peronismo mendocino que gobernó tres períodos democráticos y fue derrocado en1955 por las armas de la infamia, y que el mismo nos presenta:

“El 4 de junio de 1943, con el golpe militar… se inicia un proceso político que fue un cambio decisivo en la historia argentina. En esos años, se fue conformando un movimiento social y político, el Peronismo, que impulso transformaciones que dejaron profundas reformas en la sociedad…en el proceso electoral de 1945 se imponía la fórmula Picallo-Tabanera. Esa primera gobernación peronista, que se desarrolló entre 1946 y 1949, fue continuada por la del teniente Coronel Blas Brisoli, también de orientación peronista. Condujo los destinos desde 1949 a 1952, para ser sucedido en el sillón de San Martín por el Dr. Carlos Horacio Evans. Este último no concluyó su gestión dado que sufrió el derrocamiento a manos del Golpe Militar de 1955. Esta breve reseña nos introduce en una de las etapas más silenciadas de la historia de Mendoza…”  

ZC: ¿Como empieza el peronismo en Mendoza, cual es su contexto y situación fundacional?

ASF: El peronismo empieza como una corriente que admiraba la revolución del 4 de junio de 1943;  acá se dan una serie de hechos que marcan la pauta de lo que es Mendoza (tenemos una fuerte impronta conservadora, somos reacios a los cambios), concretamente en Mendoza el peronismo nace muy pobre, muy desnutrido de gente; el interventor de la Revolución de junio del 43, se empieza a cubrir de gente con los radicales que habían entrado en crisis dentro del partido de ellos, pasa que algunos lo miraban a Perón con simpatía, e inclusive hacían fuerza para que el partido radical se sumará a un frente nacional con Peron. Eso no se produce y esos radicales terminan quebrando, rompiendo con el partido nacional; dentro de esa gente aparece Faustino Picallo que es nombrado intendente de la Ciudad de Mendoza por el interventor federal a fines de 1944. Hace una gestión muy buena, en el libro se rescata una parte, las aperturas de calles y un plan ecológico que se hizo para la ciudad, eso surgió de la gente que trabajaba con Picallo, que era una persona muy amplia que se rodeaba de gente muy amplia.

Por otro lado, al producirse el 17 de octubre ya venía empujando toda una situación para una salida electoral, en ese momento Picallo será impulsado por esas corrientes radicales y por lo que era el laborismo; que estaba formado por los pequeños sindicatos (mosaistas, electricistas) que tenían una militancia barrial que no la tenían los radicales, que ya eran muy el aparato para la época. Se unen y conforman el partido laborista, y ahí nace el peronismo como idea y acción.

Faustino Picallo (1° Gobernador peronista de Mendoza)

ZC: ¿Cómo fueron las etapas políticas de los tres gobiernos peronistas?

ASF: Mira el concepto que manejaban todos el concepto del estado de bienestar, lo llevan a situaciones de alto vuelo, muy profundas. El asunto de la institucionalización va a ser un proceso posterior a Picallo que le cae Brisoli, y esto último se puede ir poniendo en paralelo con la depuración del peronismo, que en un principio es un gran movimiento, con gente con mucha voluntad, con algunos planteos básicos con los que no se podía estar en desacuerdo

ZC: Nació vertical

ASF: Eso sí, y se va a ir profundizando el verticalismo de tal manera que con Carlos Evans se ha vuelto asfixiante. Evans, que era un tipo muy capaz, tiene que hacer piruetas para poder manejarse entre montones de ordenanzas que le llegan de tipos que están en Bs. As. y que ni conocían Mendoza, y más o menos el “luchaba” con los de allá y los  desde acá hasta que imponía una tercera vía que surgía en base a su cintura. Era muy capaz Evans, de los tres gobernadores quizá era el más capaz. Aunque cada uno tiene un espacio histórico muy especial, porque el peronismo va cambiando, se va puliendo.

Mira por ejemplo Brisoli tenía un  montón de gente en contra de él por el solo hecho de no ser  mendocino; entonces cuando el Consejo Nacional lo manda a él a ser candidato y gana las elecciones con  el  63 %, hay una gran mayoría que se da cuenta de que el peronismo es un movimiento nacional y que en eso lo de la provincia no tiene mucho que ver, ahora bien también ese peronismo nacional también tiene una impronta dentro de la provincia que Brisoli se da cuenta y lanza los tres planteos de su gobierno y lleva adelante a Mendoza con todas sus necesidades. A pesar de que no era mendocino, la gente le va arrimando otro peronismo, más definido como tal … y luego llegara el peronismo más puro que es la tercera gobernación, la de Evans, porque ya son jóvenes que han arrancado con el partido, son militantes que vienen de abajo pedaleando hace muchos años.

Blas Brisoli ( 2° Gobernador peronista de Mendoza)

ZC: ¿Cómo era ese peronismo de la época de Carlos Evans?

ASF: En la visión del gobierno del estado de bienestar, no quedan dudas, lo compartía ampliamente. Y hay un hecho que inscribe a Mendoza en su faz productiva a nivel sudamericano, que es la Feria de las Américas, paralelamente se empiezan a exportar cosas por fuera de Buenos Aires, Mendoza comienza a actuar internacionalmente con mayor autonomía de la capital, eso es una línea que viene de antes cuando Emilio Civit tomaba crédito internacional para modernizar la provincia y se las aguantaban solos sin asistencia porteña.

ZC: En Mendoza se habla de las obras de los conservadores ¿Las obras del peronismo cuáles fueron?

ASF: Fundamentalmente los barrios; los conservadores hacen infraestructura, pero los peronistas también hacen infraestructura, hacen los Nihuiles y un montón de cosas, pero fundamentalmente la obra más importante son barrios y escuelas; además pequeñas obras en los departamentos que no tenían la espectacularidad de las obras de los conservadores, pero ¿quién hacía los diques derivadores de Malargue? Nadie..el único que los hizo fue Brisoli y lleva su nombre, está perdido en la montaña pero es muy importante para el sur (además es lo único que lleva su nombre en la provincia, en realidad ninguno de los tres tiene casi obras o calles con su nombre ), que son obras muy caras pero muy importantes, Brisoli levantó el tema del agua en Mendoza.

(El hospital Lagomaggiore y el Barrio Cívico dos obras del peronismo)

Para ampliar esta idea y concepto veamos un fragmento del libro:

Reseña de lo expresado en el texto, en relación a la Obra Pública durante el gobierno de Faustino Picallo:   … “Si bien su preocupación fue solucionar el grave problema habitacional que padecía la provincia de Mendoza, también nos referiremos a la construcción de dos establecimientos que simbolizaron otra de las preocupaciones del gobernador. Obras que tienen un importante desarrolló edilicio y son parte de la modernización emprendida por la administración Picallo, pero su verdadero valor es la concreción material de una visión ideológica de la sociedad. Su función implica – más allá de lo que vamos a describir – la incorporación de las clases populares al disfrute y recreación al que hasta ese entonces sólo tenía acceso un reducido sector pudiente. Nos estamos refiriendo a la Casa de Baños Públicos, hoy desaparecida, y a la Plaza de Ejercicios Físicos para niños cuyo nombre actual es Gimnacio Municipal N* 1 Mendoza. …”La Casa de Baños Públicos de la Tercera sección de Capital, estaba ubicada en la esquina de Av. San Juan y calle José Vicente Zapata. Era un edificio de construcción antisísmica que constaba de un subsuelo y dos ,plantas. En el subsuelo se ubicaban dos calderas, un secadero de ropa y la casa habitación del encargado del establecimiento. La planta baja estaba destinada a los caballero y se componía de 20 cabinas de duchas individuales, una sección de baños sulfurosos y otra de los denominados turcos y finlandeses. Estás secciones contaban con cámaras de distintas temperaturas. Esta planta contenia también, una sala de reposeras, peluquería, bar y servicios sanitarios completos. Se ofrecían también servicio de masajes y pedicuria. La planta alta estaba destinada a las damas y contaba con iguales dependencias e instalaciones que la anterior…..” …”Más allá del aspecto higiénico (dado que en la provincia de cada 10 casas sólo dos tenían el servicio de duchas y el resto contaba con el sistema de letrinas únicamente) el establecimiento daba solución a problemas medico-sociales de innegable importancia. Tanto los baños turcos y romanos de temperaturas elevadas, con los baños sulfurosos, eran prescriptos para determinadas dolencias, como infecciones pulmonares y catarros en general…” …”Con la inauguración de este moderno edificio se sustituían, los viejos baños llamados de La Exposición, los cuales habían cubierto las necesidades durante casi 60 años, a los cuales el progreso de la Provincia, tanto social como edilicio habían superado…”

ZC: La venida de Perón en el 49 ¿cómo impacta en Mendoza y en el peronismo gobernante?

ASF: En lo institucional la venida de Perón es muy importante, pero políticamente la que bajó línea y muy fuerte y los zamarreo a todos es Evita, que tiene dos o tres presentaciones claves, porque venía en los momentos electorales y hacían actos impresionantes, como cuando se presentó en la Plaza Independencia y la lleno literalmente hablando y hablaba una hora, tipo Cristina, sin papelito, y les contaba todo el proceso político, la gente la adoraba.

ZC: ¿La impronta cultural popular que caracterizó al lencinismo, la tuvo el peronismo?

ASF: Yo creo que es distinta, porque el peronismo entendía lo popular desde otro lugar, cuando el peronismo te daba algo, te decía esto no es un regalo, lo tienen que defender, te daba derechos, y te exigía obligaciones también; no es que te caía una casa de arriba, vos eras parte de eso. El dar se lo explicaban al pueblo, cuando Picallo llevó el registro civil al secano de Lavalle, lo hizo para ampliar ciudadanía.

ZC: ¿Cómo le fue en las elecciones a ese primer peronismo mendocino?

ASF: Acá en Mendoza ganó siempre por paliza, incluso llegó al 63 %, la única elección pareja fue la primera, la de Picallo, pero por que ahí se enfocan los conservadores en pelear contra Perón y Perón les gana, no el peronismo mendocino. En la reelección de Perón, creo que se superó el 70%. Todas las elecciones del período 46-55, el peronismo las ganó cómodamente. Mira, estoy trabajando sobre el golpe del 55 en Mendoza y te digo que la gente acá estuvo muy cerca de dar vuelta la torta; Perón pierde la batalla institucional, con el ejército fundamentalmente, pero en Mendoza la gente se había preparado muy fuerte para una resistencia de largo aliento, con armas inclusive.

“La Evita mendocina”

ZC: ¿En Mendoza existió el antiperonismo, así tan rabioso como lo conocemos?

ASF: Existió, no sé si tan importante a nivel de número, pero muy rabioso. Cuando Perón pierde seguidores por la pelea con la Iglesia, mucha gente deja de apoyarlo, pero no se hace antiperonista. Hay también acusaciones de corrupción al estilo “se han robado todo” como ahora, el mismo verso; en el libro hay situaciones que te llevan a hoy. Eso se ve, yo revivo situaciones de mi infancia con el antiperonismo actual. Es impresionante eso. Esto son los hijos de los hijos de aquellos y actúan igual, gente con la cara tensionada gritando barbaridades. Se ha perdido mucho el sentido crítico en la gente.

Hay un tema sociológico en esto muy profundo, yo vengo de familia conservadora y se perfectamente que hasta los años 50, el pensamiento era de que si había movilidad social era por el mérito y esfuerzo individual; y el peronismo vino a dar vuelta eso, con su enorme esfuerzo colectivo de movilidad social; y eso los desacomodó a todos. ¿Cómo era posible que la empleada veraneara en la misma playa de Chile que el patrón? Esa clase media que subió en Mendoza, luego se hizo antiperonista.

ZC: La maldición del peronismo (risas).

ASF: Claro, ¿es una gran incógnita esa no? Los chalets californianos del barrio bancario los trajo el peronismo, los técnicos ofrecían torres menos costosas, pero Perón y Eva bajaban la línea de que la gente tenía que vivir  bien, las torres eran baratas pero eran una mierda. Esos chalets eran de todos laburantes, pico y pala, a lo sumo administrativo, toda esa gente empezó a cuestionar al peronismo de forma rabiosa y sus hijos también.

ZC: ¿Vos planteas que el peronismo actual o contemporáneo tiene un corte con el primer peronismo mendocino de los tres gobernadores?

ASF: Una de las cosas que más me impacta y para mi sigue siendo una incógnita abierta del libro,  es porque después de 1955 ha habido un peronismo actual y un peronismo pasado; porque no se abre, porque no se discute, sobre ese peronismo pasado en Mendoza. Yo tengo mi posición y la planteo casi de perfil en el libro: Creo que hay un cambio ideológico, de mirada de una ideología que estaba encubierta, hay cosas un poco incómodas en aquel peronismo para el de ahora.

Lo podemos ver en un tema; Carlos Evans estatiza la bodega Giol porque era la herramienta para regular el mercado (después del golpe tuvo que soportar acusaciones falsas de corrupción y no existió nada, fue un proceso limpio). Y bueno, Bordón, primer gobernador peronista después de la dictadura; lo primero que hace de Giol  es una cooperativa, una cooperativa pero como salida porque sabía que las cooperativa eran un fraude, habían dejado de ser lo que eran hace muchos años, ahora son entidades patronales disfrazadas de cooperativas, había dueños, y concretamente toman las reglas de mercado; y Giol volvió a ser a ser lo que había que haber anulado siempre, que es la  posición dominante del mercado en unas pocas manos y no en las manos de los productores de uva ni los pequeños bodegueros, sino de las grandes bodegas. Es un cambio de paradigma, en una provincia como Mendoza, el mercado del vino es una cosa importantísima. Después de lo que hicieron los conservadores de tirar vino por las acequias, el planteo de Evans con Giol estatizada era absorber los excedentes y los financiaba, y luego los vendía, inclusive si había ganancia sobre esa venta se la volvían a dar a los productores.

Por eso creo que mi libro ha tenido a veces menos aceptación de ciertos grupos peronistas, porque después de leerlo comienzan a cuestionarse cierto tipo de cosas que para ellos eran normales.

ZC: Yo arriesgo una hipótesis que me surge de que ese peronismo era un ideal, era una causa; y ahora es un partido más, como cualquier otro.

ASF: Exacto, por eso ahora no mueven mucho al pueblo, el peronismo era una cosa que vos no podías decir vamos a hacer un aniversario político y te caían 150 personas noo..te caían 5000 personas y la placita del barrio se transformaba en un estadio. Había todo un proceso pegado, enganchado, la gente, el partido, la fiesta. Por eso el que no estaba dentro de eso era un reaccionario porque se sentía totalmente afuera de la sociedad inclusive y se tenía que encerrar en grupos con los que pensaban igual que él , ese fue un principio de la “grieta “que le dicen ahora.

ZC: ¿Te animas a una definición de aquel peronismo?

ASF: Es un modernismo con una presencia del Estado impresionante en todos los ámbitos, y con una línea  ética  y una coherencia muy marcadas.

…” Nuestra clase dominante ha procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan, la historia aparece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas.” (Rodolfo Walsh, periodista asesinado por la Dictadura Cívico-Militar 1976-1983)

Contactos para adquirir ejemplares:  Alejandro Luis Sanfurgo, teléfonos 155700090 y 4225927, Correo electrónico [email protected]              No tiene más que solicitarlo y se lo acercaremos a su domicilio. valor del ejemplar 200 pesos.

2 thoughts on “TRES GOBERNADORES OLVIDADOS (MENDOZA 1946-1955)

  1. Muy buena nota. El libro es una esclarecedora revisión de esos excelentes gobiernos, olvidados por propios y extraños. Muy valioso aporte de este historiador para ampliar nuestro conocimiento y desarrollar pensamiento critico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *